Los tribunales no deben tener en cuenta los importes de las contingencias para decidir lo que el fabricante debe pagar por los honorarios de los abogados en los casos de transferencia de honorarios de la Ley del Limón de California

El tribunal de apelación en Reynolds v. Ford Motor Company, - Cal.Rptr.3d --, 2020 WL 1921742El Tribunal de Primera Instancia de California, lo dejó absolutamente claro: los tribunales no pueden considerar los honorarios de contingencia al hacer concesiones de honorarios estatutarios bajo las disposiciones de cambio de honorarios de la Ley del Limón de California. Los jueces de los tribunales no tienen discreción para reducir o negar las concesiones de honorarios legales basadas en un acuerdo de honorarios de contingencia.

En los casos de la Ley del Limón de California, los demandantes que prevalezcan, pero no los demandados, tienen derecho a recuperar sus costes y gastos, incluidos los honorarios de sus abogados, basándose en el tiempo real empleado y que el tribunal determine que se ha incurrido razonablemente en ellos. Pero, ¿qué sucede cuando el demandado alega que el acuerdo de retención del demandante con sus abogados también establece que los abogados obtienen una parte de la recuperación?

Los demandados de la ley del limón han intentado repetidamente crear una ambigüedad argumentando que el tribunal debería deducir el importe de cualquier honorario contingente que los abogados de los demandantes puedan estar recibiendo de los honorarios legales que se conceden en virtud de las disposiciones de cambio de honorarios de un solo sentido de la ley del limón de California. No es sorprendente que los demandados hayan adoptado esta postura porque deducir los honorarios de contingencia de la adjudicación de los honorarios legales significa que (1) los abogados de los demandantes reciben menos dinero (reduciendo así el incentivo para que los abogados cualificados acepten los casos de la ley del limón de los demandantes y poniendo un efecto escalofriante en el esquema legal de protección del consumidor creado por la Ley de Garantía del Consumidor Song Beverly; y (2) los fabricantes culpables tendrían que pagar menos dinero.

El problema con el argumento de los fabricantes de automóviles demandados es que la Ley del Limón de California fue creada para proteger a California consumidoresno a los grandes fabricantes de automóviles. Todas las disposiciones de la Ley del Limón de California, incluida la concesión obligatoria de honorarios y costes a los demandantes que prevalezcan, tienen por objeto incentivar a los abogados para que se hagan cargo de estos casos -por poco que sea el valor del vehículo o camión- e incentivar a los fabricantes para que cumplan con su obligación afirmativa de ofrecer rápidamente la sustitución o recompra de los vehículos defectuosos. Cualquier interpretación de la Ley del Limón de California que socave estos incentivos perjudica a los consumidores de California y no es válida.

En una decisión recientemente publicada, el Tribunal de Apelación de California ha sostenido inequívocamente que los términos del acuerdo de retención de un demandante con sus abogados tiene cero La decisión del Tribunal de Justicia es relevante para determinar la cuantía de los honorarios que el tribunal debe conceder en virtud de la disposición de la Ley de Garantías del Consumidor Song-Beverly, §1794(d), relativa al cambio de honorarios. Rechazando los argumentos de Ford de que la recuperación tanto de los honorarios de contingencia como de los honorarios legales equivaldría a una doble recuperación, una ganancia inesperada y una adjudicación irrazonable, el Tribunal sostuvo que el La única tarea del tribunal de primera instancia al decidir sobre una petición de honorarios de abogado es determinar si los honorarios reales facturados por las tareas realizadas fueron razonables y se facturaron a una tarifa razonable.  Whel hecho de que el abogado del demandante recibiera honorarios de otra parte, como por ejemplo de una cláusula de honorarios contingentes en el acuerdo de contratación, es jurídicamente irrelevante.

En 2006, Reynolds compró un camión Ford F-250 de 2005 con un motor diesel de 6,0 litros. Después de 15 intentos de reparación infructuosos, Reynolds se puso en contacto directamente con Ford y solicitó una recompra en virtud de la Ley del Limón de California. Como es lógico, Ford denegó la solicitud. Reynolds contrató a un abogado y demandó a Ford. Tras un extenso litigio, las partes llegaron a un acuerdo sobre las reclamaciones de Reynolds por $277.500 más Los honorarios de los abogados y las costas, que se resolverán por acuerdo o, si las partes no se ponen de acuerdo, por moción.

Reynolds presentó entonces su petición de honorarios de abogado, costes y gastos de conformidad con el Código Civil de Cal. Civil Code §1794(d). Ford se opuso, argumentando que los abogados de Reynolds no tenían derecho a recuperar tanto unos presuntos honorarios de contingencia (de los que Ford no tenía pruebas reales) como los honorarios legales. En un esfuerzo auspicioso por hacer valer su argumento, Ford exigió la presentación del acuerdo de retención confidencial entre abogado y cliente de Reynolds o, al menos, la revelación de sus términos.

El tribunal rechazó el argumento de Ford y consideró que los honorarios del abogado de Reynolds eran razonables tanto por el tiempo empleado como por las tarifas horarias cobradas. El tribunal de primera instancia también concedió un multiplicador de honorarios de 1,2. El tribunal razonó que la Ley del Limón de California no exigía, ni permitía, que el tribunal considerara si el importe total era "razonable" a la luz de otros factores, incluida la existencia especulativa de una tarifa contingente. El examen del tribunal sobre la razonabilidad general de los honorarios de los abogados está, por tanto, restringido por el lenguaje específico de la disposición sobre la concesión de honorarios de la Ley Song-Beverly. El tribunal no tiene la discreción de considerar si el abogado del demandante recibió una compensación adicional por ... medio de un acuerdo de retaine[r] separado".

El Tribunal de Apelación lo confirmó. El tribunal de apelación estuvo de acuerdo en que el tribunal de primera instancia había sin discreción para denegar o reducir una indemnización simplemente porque los abogados del demandante también recibían unos honorarios condicionales, teóricos o reales. El tribunal de apelación explicó que el tribunal de primera instancia única tarea al decidir una moción de honorarios de abogado es determinar si los honorarios reales facturados por las tareas realizadas fueron razonables y se facturaron a una tarifa razonable. El tribunal de apelación sostuvo que los términos del acuerdo de retención eran ...legalmente irrelevante.

El Tribunal de Apelación también confirmó la concesión de un multiplicador de 1,2. El tribunal de apelación observó con aprobación que la concesión de un multiplicador por parte del tribunal de primera instancia se basó en la complejidad de las cuestiones de hecho, en la amplia experiencia del abogado en este tipo de litigios y en que "al litigar este tipo de casos con una gran empresa demandada como Ford Motor Company, muchos abogados pueden renunciar a representar a los demandantes debido a los recursos financieros del demandado y a la perspectiva de un litigio largo y difícil".

El tribunal de apelación distinguió expresamente Holguin v. Dish Network LLC (2014) 229 Cal.App.4th 1310, que había sostenido previamente que un tribunal de primera instancia que decide una moción de honorarios bajo la sección del Código Civil de California §1717 puede considerar un acuerdo de honorarios de contingencia en el cálculo de una suma de lodestar. La diferencia clave entre Holguín y el presente caso fue la fuente de la adjudicación de honorarios. El artículo 1717 del Código Civil permite a un tribunal de primera instancia calcular una cifra de honorarios y luego hacer ajustes adicionales (hacia arriba o hacia abajo) para llegar a una cifra "razonable". El artículo 1794(d) no permite tal ajuste y, por tanto, en una acción de la Ley del Limón de California, la existencia y los términos de un acuerdo de honorarios condicionales tienen no relevancia para el cálculo de la remuneración, incluyendo la decisión de conceder o no un multiplicador.

Por último, el tribunal de apelación señaló que, al dejar el acuerdo de contratación totalmente fuera del análisis, los tribunales de primera instancia, y los tribunales de apelación, evitarán verse envueltos en un "litigio totalmente accesorio" que aumentaría los costes de las concesiones de honorarios. En resumen, esta decisión debería poner fin a cualquier intento futuro por parte de un fabricante o distribuidor de argumentar, exigir la presentación de, o incluso referirse a la existencia o los términos de los acuerdos de compromiso de los demandantes en el contexto de las mociones de honorarios de abogados bajo la Ley del Limón de California.

¿Cuál es la conclusión? El único trabajo del tribunal de primera instancia al decidir una moción de honorarios de abogados bajo la Ley del Limón de California es determinar si el tiempo real facturado por las tareas realizadas fue razonable en cantidad y facturar a una tarifa horaria razonable. El tribunal no tiene discreción para hacer ningún otro recorte basado en circunstancias externas, incluyendo la existencia teórica de un acuerdo de honorarios contingentes con el comprador.

Para más información llame a los experimentados abogados litigantes al (858) 259-5009 para una evaluación gratuita de su caso.

Descargo de responsabilidad.  La información proporcionada en este post es sólo para fines informativos y educativos en relación con los aspectos de la Ley del Limón de California. Está destinada únicamente a los consumidores de California. Este post se considera un anuncio del abogado Richard M. Wirtz y Wirtz Law APC. Usted no debe confiar en ninguna de la información proporcionada en este anuncio y no se da ningún consejo legal por el anuncio. No se establece ninguna relación abogado-cliente por ver este anuncio. Se requiere un acuerdo de compromiso firmado por escrito entre usted y Wirtz Law APC para crear una relación abogado-cliente. Usted debe consultar inmediatamente a un abogado con experiencia en la Ley del Limón de California. El abogado Richard M. Wirtz es responsable del contenido de este anuncio. Los resultados anteriores no garantizan un resultado similar.

COMPARTIR

Categorías de la Ley del Limón

Más de 97% Tasa de éxito

En las reclamaciones de la Ley del Limón

Categorías de derecho empresarial

comillas

Luchó mucho por nosotros

¡Necesitaba un bufete de abogados para ayudarme a devolver un verdadero limón de un coche! Jessica, el abogado que nos ayudó realmente escuchó y se preocupó por nosotros. Explicó las cosas en detalle y dio seguimiento a cualquier pregunta que tuviéramos. Fueron profesionales en todos los aspectos del caso y tenían nuestro interés en...

Contacte con nosotros hoy mismo

Todas nuestras consultas son gratuitas y sin compromiso. No dude en ponerse en contacto con nosotros.

"*" indica los campos obligatorios