Los defectos de la transmisión de doble embrague del Hyundai Tucson, Veloster, Sonata (Eco) y Elantra (Eco) están sujetos a la Ley del Limón de California? Años de modelo 2016, 2017

Embrague doble de 7 velocidades defectuoso y módulo de control de la transmisión defectuoso

Los años de modelo 2016 y 2017 de Hyundai Elantra Eco, Sonata Eco, Tucson y Veloster Turbo tienen defectos en el módulo de control de la transmisión (TCM) y en la transmisión automática de doble embrague de 7 velocidades (DCT) que perjudican su uso, valor y seguridad. Los defectos del TCM y de la DCT causan, entre otros problemas, que el pedal del acelerador no responda, que la aceleración se retrase o no se produzca, que se produzcan sacudidas, que se produzcan temblores, que no se produzcan cambios de marcha, que se cale y/o que se pierda potencia.

¿Es tu coche o tu todoterreno?

Si has comprado o alquilado uno de los siguientes coches o todoterrenos:

  • 2017 Hyundai Elantra Eco
  • 2017 Hyundai Sonata Eco
  • 2016 - 2017 Hyundai Tucson
  • 2016 Hyunda Veloster Turbo

y ha experimentado alguno de estos problemas, puede tener un limón bajo la ley del limón de California. Si usted ha llevado su vehículo al concesionario al menos dos veces, y el concesionario no ha podido reparar el problema, duplicar el problema, o le han dicho que no hay nada malo con su Hyundai, usted puede tener derecho a una recompra o readquisición bajo la Ley del Limón de California.

Historia de los defectos de la MTC y del SES

Hyundai comenzó a desarrollar su nuevo TCM en 2011: "La fase de diseño [del TCM] se inició a principios de 2011, y la producción en serie comenzó en septiembre de 2014 en la planta de Hyundai-Dymos situada en Corea del Sur". Hyundai tuvo conocimiento del defecto del TCM durante este periodo. Hyundai sabía que "una de las cuestiones más importantes era conocer la temperatura del forro del embrague para evitar el fallo del sistema a altas temperaturas", por lo que "se desarrolló un modelo preciso de temperatura del embrague y se validó mediante pruebas en bancos y vehículos que simulaban un gran número de condiciones de conducción diferentes", entre las que se incluían "la alta velocidad en las autopistas alemanas, los atascos de tráfico intenso en Seúl, los cruceros de larga distancia en EE. UU., las altas temperaturas en Oriente Medio, las condiciones de frío en Europa del Este, así como la alta humedad y la carretera accidentada en China". Hyundai estrenó el DCT en octubre de 2014. Diseñada para "proporcionar una mejora en el consumo de combustible y en las emisiones de CO2 en comparación con una transmisión automatizada convencional de seis marchas, al tiempo que aumenta el rendimiento de la aceleración", la DCT cuenta con dos embragues secos que transfieren la potencia del motor "de forma independiente al tren de marchas apagado y parejo para estar siempre listo para cambiar a la siguiente marcha". El TCM es un pequeño componente electrónico dentro de la cadena cinemática que procesa los datos de varios sensores del motor para determinar la marcha óptima para el cambio y el ahorro de combustible.

¿Cuál es el defecto del MTC y del SES?

El TCM interpreta erróneamente los datos de los sensores del vehículo, por lo que calcula mal tanto la marcha adecuada como el momento correcto del cambio. Estos errores de cálculo provocan que el pedal del acelerador no responda, que la aceleración se retrase o no se produzca, que se produzcan sacudidas y que el vehículo se cale. Los defectos causan condiciones peligrosas e inseguras, incluyendo la falta de cambio, el calado y la aceleración retardada o sin respuesta, especialmente desde una parada. Estas condiciones perjudican sustancialmente la capacidad del conductor para controlar el vehículo durante el funcionamiento normal e impiden que los conductores aceleren con seguridad para mantener velocidades seguras en el tráfico. Por ejemplo, el defecto del TCM dificulta la aceleración segura desde las paradas porque el vehículo vacila, no cambia de marcha y se cala cuando el conductor pisa el acelerador para ganar velocidad.

Conocimiento de los defectos por parte de Hyundai

Desde al menos 2015, a través de las quejas de los consumidores y las órdenes de reparación de los concesionarios, entre otras fuentes internas, Hyundai sabía o debería haber sabido que el TCM y el DCT contenían un defecto que disminuye la capacidad de conducción de los vehículos equipados con DCT y crea riesgos de seguridad. Desde al menos diciembre de 2015, Hyundai era consciente de los defectos del TCM y el DCT en base a las quejas de los consumidores realizadas en línea y a sus centros de reparación y concesionarios autorizados. Desde al menos el 14 de noviembre de 2016, HYUNDAI y sus centros de reparación autorizados sabían o deberían haber sabido que el TCM y la DCT de sus vehículos eran susceptibles de sufrir problemas de software que causaban problemas de conducción a bajas velocidades.

Desde al menos 2015, Hyundai conocía los defectos del TCM y del DCT a través de fuentes no disponibles para los consumidores, incluyendo, pero sin limitarse a ello, los datos de las pruebas previas al lanzamiento, las primeras quejas de los consumidores sobre los defectos del TCM y del DCT a Hyundai y a sus concesionarios y centros de reparación autorizados, las pruebas realizadas en respuesta a esas quejas, las altas tasas de fallos del DCT en los vehículos equipados con DCT, los datos de ventas de piezas de repuesto, las tasas de reparación en garantía y los datos de costes, y otros datos agregados de los concesionarios y centros de reparación de Hyundai.

En junio de 2016, o alrededor de esa fecha, Hyundai comenzó a investigar los informes de los clientes de los vehículos Tucson equipados con DCT que, tras detenerse, el motor se aceleraba pero los vehículos no lo hacían. Los informes recibidos por Hyundai explicaban que este problema era intermitente y no se repetía. Esta investigación sobre los vehículos Tucson equipados con DCT de 2016 continuó hasta julio de 2016.

En agosto de 2016, Hyundai desarrolló y probó una actualización de software supuestamente para solucionar este problema de aceleración en los vehículos Tucson equipados con DCT de 2016. Hyundai siguió estudiando los informes de campo de los vehículos que no aceleraban correctamente. En agosto de 2016 o alrededor de esa fecha, Hyundai emitió el boletín de servicio #5NP-X7J3D-10 para ciertos vehículos Hyundai Tucson con DCT. En el boletín, Hyundai dijo a sus concesionarios que la "lógica de aplicación del embrague de la transmisión puede dar lugar a un retraso en el acoplamiento al acelerar desde una parada... [y] la incapacidad de mover el vehículo en el tráfico puede aumentar el riesgo de un accidente". Hyundai no proporcionó ningún detalle sobre las soluciones disponibles en ese momento. El 10 de agosto de 2016, Hyundai publicó el Boletín de Servicio Técnico ("TSB") Número 16-01-035 a sus concesionarios y centros de reparación autorizados. El TSB "proporciona información relacionada con la actualización del software TCU" para los vehículos Hyundai Tucson 2016 "que pueden experimentar un retraso en el movimiento al acelerar desde una parada". El 10 de agosto de 2016, Hyundai se reunió con la NHTSA y se trató el tema del retraso del embrague del Tucson. La Oficina de Investigación de Defectos ("ODI") de la NHTSA proporcionó más quejas de clientes en relación con que los vehículos no aceleraban incluso cuando se pisaba el pedal repetidamente para que Hyundai las revisara. Menos de dos semanas después, el 22 de agosto de 2016, Hyundai decidió proceder a una campaña de retirada de seguridad para reprogramar el TCM en los vehículos Tucson 2016 equipados con la DCT. En torno al 29 de agosto de 2016, Hyundai presentó un informe de retirada de seguridad de la Parte 573 relativo a la campaña de retirada 149 (NHTSA ID 16V-628). Esto significa que Hyundai determinó que el defecto del TCM era un defecto relacionado con la seguridad no antes del 22 de agosto de 2016, asumiendo que Hyundai cumplió con la ley federal. Dentro del Informe de la Parte 573, Hyundai declaró que "en temperaturas ambientales más altas y en condiciones de funcionamiento específicas, la lógica de aplicación del embrague de la transmisión puede dar lugar a un retraso en el acoplamiento cuando se acelera desde una parada" y "si se acciona el pedal del acelerador repetidamente, el vehículo no acelerará". Hyundai también reveló que la imposibilidad de mover el vehículo en el tráfico puede aumentar el riesgo de choque.

En torno al 2 de septiembre de 2016, HYUNDAI publicó el boletín de servicio 5NP-S9D9P-10, en el que proporcionaba a sus concesionarios autorizados, centros de reparación y técnicos "información sobre los componentes, atributos y precauciones de la transmisión de doble embrague en seco (DCT) de 7 velocidades" en todos los vehículos aplicables. No parece que Hyundai haya facilitado a la NHTSA más detalles sobre la información puesta a disposición de los concesionarios. En torno al 6 de septiembre de 2016, Hyundai inició la campaña de retirada 149 (NHTSA ID 16V-628), titulada "Reprogramación de la transmisión de doble embrague del Tucson 2016". La llamada a revisión afectó a ciertos vehículos Hyundai Tucson 2016 equipados con la DCT por una "lógica de aplicación del embrague de la transmisión defectuosa [que] puede dar lugar a un retraso en el acoplamiento al acelerar desde una parada" o no acelerar en absoluto "si el pedal del acelerador se cicla repetidamente" en condiciones específicas. El mismo día, el 6 de septiembre de 2016, Hyundai difundió el TSB 16-01-038 a sus concesionarios y centros de reparación autorizados en California y en todo Estados Unidos. El TSB describía el procedimiento que Hyundai propuso a la NHTSA, y que esta aceptó, como adecuado para reprogramar el TCM en los vehículos afectados.

HYUNDAI limitó esta llamada a revisión y la actualización del software a vehículos específicos del Hyundai Tucson 2016, a pesar de que HYUNDAI sabía que los propietarios de otros vehículos equipados con la misma DCT se quejaban de problemas similares. El procedimiento de reparación de Hyundai en la Campaña de Retirada 149 y TSB 16-01-038 fue ineficaz. Los propietarios de los vehículos a los que se les realizó la llamada a revisión siguieron experimentando y quejándose del defecto del TCM. Después de emitir la Campaña de Retirada 149 y el TSB 16-01-038, Hyundai continuó monitoreando el Defecto del TCM en el campo, y siguió probando y actualizando el procedimiento de reparación para el Defecto del TCM. En noviembre de 2016, Hyundai emitió el TSB 16-01-038-1, que sustituyó al TSB 16-01-038 con un software de lógica de control DCT actualizado que incluía algunas mejoras en las características de conducción a baja velocidad y una luz indicadora de mal funcionamiento para el Código de Diagnóstico de Problemas ("DTC") P0128 ? Termostato del refrigerante ? Temperatura del refrigerante por debajo de la temperatura de regulación del termostato. Este TSB hace clara referencia al Recall 149, y se aplica a los vehículos Tucson 2016.

El 14 de noviembre de 2016, Hyundai emitió el TSB 16-01-057. En un aviso adjunto a sus concesionarios y centros de reparación autorizados, Hyundai declaró que estaba llevando a cabo una campaña de servicio "T1B" para actualizar tanto el módulo de control del motor ("ECM") como el TCM en ciertos vehículos Tucson de 2016 y 2017 con DCT. Hyundai reveló en el TSB que los vehículos Hyundai Tucson de 2016 y 2017 estaban experimentando vacilación a bajas velocidades y una luz indicadora de mal funcionamiento establecida para el DTC P0128 ? Termostato del refrigerante ? Temperatura del refrigerante por debajo de la temperatura de regulación del termostato. El TCM requería una actualización de software. El 14 de noviembre de 2016, Hyundai emitió el TSB 16-01-058. En una carta adjunta a sus concesionarios y centros de reparación autorizados, Hyundai declaró que estaba llevando a cabo una campaña de servicio "T1C" para actualizar el TCM en ciertos vehículos Tucson 2017 equipados con la DCT. Hyundai reveló en el TSB que los vehículos Hyundai Tucson de 2017 experimentaban vacilaciones a bajas velocidades. El TCM requería una actualización de software.

En marzo de 2017, Hyundai emitió el TSB 17-01-023. Este TSB sustituyó al TSB 16-01-038-1, y actualizó la corrección del software para la llamada a revisión 149, lo que significa que se limitó a los vehículos Hyundai Tucson de 2016, a pesar de que HYUNDAI ya había emitido TSB para los vehículos Hyundai Tucson de 2017 con problemas de conducción a baja velocidad. El TSB afirma que el defecto del TCM puede "dar lugar a un retraso en la conexión al acelerar desde una parada". En marzo de 2017, Hyundai emitió el TSB 17-01-024. Este TSB sustituyó al TSB 16-01-057, y actualizó la corrección del software de la campaña de servicio "T1B", lo que significa que se aplicó a los vehículos Hyundai Tucson de 2016 y 2017

El TCM y el DCT defectuosos suponen un riesgo de seguridad irrazonable

Los defectos del TCM y del DCT son peligrosos y los síntomas se manifiestan en forma de fallos en el cambio de marchas, calado y vacilación o falta de aceleración. Estas condiciones perjudican sustancialmente la capacidad del conductor para controlar la aceleración del vehículo durante las condiciones normales de conducción e impiden que los conductores mantengan la velocidad adecuada y esperada en el tráfico. Estas condiciones también afectan sustancialmente a la capacidad del conductor para reaccionar ante cambios inesperados en la velocidad y en los patrones de tráfico (es decir, la necesidad de acelerar rápidamente para evitar una colisión).

Muchos compradores y arrendatarios de vehículos equipados con el DCT han experimentado problemas con el DCT y el defecto del TCM. Las quejas presentadas por los consumidores ante la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras (NHTSA) y en otros lugares en línea demuestran que el defecto del TCM está muy extendido y es peligroso, manifestándose sin previo aviso. Las quejas también implican el conocimiento de Hyundai del diseño defectuoso para sus consumidores.

Para más información llame a los experimentados abogados litigantes al (858) 259-5009 para una evaluación gratuita de su caso.

Descargo de responsabilidad.  La información proporcionada en este post es sólo para fines informativos y educativos en relación con los aspectos de la Ley del Limón de California. Está destinada únicamente a los consumidores de California. Este post se considera un anuncio del abogado Richard M. Wirtz y Wirtz Law APC. Usted no debe confiar en ninguna de la información proporcionada en este anuncio y no se da ningún consejo legal por el anuncio. No se establece ninguna relación abogado-cliente por ver este anuncio. Se requiere un acuerdo de compromiso firmado por escrito entre usted y Wirtz Law APC para crear una relación abogado-cliente. Usted debe consultar inmediatamente a un abogado con experiencia en la Ley del Limón de California. El abogado Richard M. Wirtz es responsable del contenido de este anuncio. Los resultados anteriores no garantizan resultados similares.

COMPARTIR

Categorías de la Ley del Limón

Más de 97% Tasa de éxito

En las reclamaciones de la Ley del Limón

Categorías de derecho empresarial

comillas

Excelente servicio al cliente

Todo el personal fue muy profesional y proporcionó un excelente servicio al cliente. Nos ayudaron a responder a todas nuestras preguntas e hicieron que el proceso fuera fácil de seguir.

Contacte con nosotros hoy mismo

Todas nuestras consultas son gratuitas y sin compromiso. No dude en ponerse en contacto con nosotros.

"*" indica los campos obligatorios